Colibrí brinda esperanzas a personas que tienen familias desaparecidas

Cada día, decenas de guatemaltecos intentan cruzar las fronteras para llegar y alcanzar el anhelado “sueño americano”, y éste no es más que llegar a Estados Unidos, trabajar y ayudar a su familia en Guatemala, lamentablemente muchos no corren ni tan siquiera con la suerte de ser detenidos y deportados, pues en el camino muchos inmigrantes son víctimas de vejámenes, violencia, robos, discriminación y cada día se reportan miles de personas desaparecidas en su intento por cruzar.

Muchas personas toman la decisión de partir pues la situación económica en nuestro país se complica cada día, el desempleo es parte de la realidad social, esto obligó que un 1 de octubre del año 2016 Byron Pérez de 34 años de edad, originario de la cabecera departamental de Huehuetenango tomara la decisión junto a su esposa Jacqueline Hernández de viajar al Norte, ella narra a este noticiero que lograron comunicarse hasta el 15 de octubre de ese año, después no volvió a tener comunicación con él, viviendo una angustia cada día desde entonces, pues no sabe qué fue lo que ocurrió, no sabe si su esposo, padre de tres niños de 6, 4 y un año y medio está vivo, está muerto o detenido.

En medio de la desesperación Jaqueline Hernández buscó apoyo en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, pero indica: “Hasta la fecha solo me llaman a cada cierto tiempo para actualizar mis datos, yo ya no quiero ser parte de las estadísticas y nada más”, en medio de su angustia supo de la Organización de Derechos Humanos Colibrí, quienes apoyan a familias que están pasando por este difícil proceso de encontrar a sus parientes desaparecidos en su intento de llegar a los Estados Unidos, mediante exámenes de ADN que luego son comparados con los más de mil cadáveres resguardados por las autoridades del condado de Pima Tucson Arizona, “ellos me devolvieron la esperanza de encontrar a mi esposo, yo quiero que él esté vivo, pero sino, por lo menos tener su cuerpo para inhumarlo y tenerlo cerca de nosotros es una posibilidad que nos devolvería la paz” indica Hernández.

Para este sábado 10 de marzo se prevé la visita de personeros de Colibrí, quienes atenderán y realizarán pruebas de ADN a 10 familias que están en busca de sus familiares desaparecidos, dichos exámenes se realizarán en el Salón Municipal de Huehuetenango, esto se logró gracias a la gestión de Jaqueline Hernández, quien asegura la entidad quiere ayudar a quienes están pasando por este difícil proceso, por ello, si hay personas interesadas en recibir este apoyo, profesionales o entidades que deseen unirse para que sean más las fechas programadas para que se realicen dichos estudios, pueden avocarse al lugar y fecha mencionados.

Por Sandy Castillo/ Huehuetenango.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *